ASFAVIDE

Ataques de pánico: ¿qué son?

Ataques de pánico: ¿qué son?

Es común que lleguen a nuestra asociación personas que tras un episodio de violencia delictiva, presentan una serie de síntomas que pueden circunscribirse a lo que conocemos por ataque de pánico. Pero ¿que son estos llamados ataques de pánico?

El ataque de pánico se encuentra íntimamente relacionado con lo que llamamos trastornos de ansiedad (que es muy común que aparezca en la población con la que trabajamos en ASFAVIDE), pero este los desarrollaremos en otro post más adelante.

Volviendo a lo que nos compete, según las pautas del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V)  un ataque de pánico es:

La aparición súbita de miedo intenso o de malestar intenso que alcanza su máxima
expresión en minutos y durante este tiempo se producen los siguientes síntomas:

  • Palpitaciones
  • Sudoración
  • Temblor o sacudidas
  • Sensación de dificultad para respirar o de asfixia
  • Dolor o molestias en el tórax
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo
  • Escalofríos o sensación de calor
  • Parestesias (sensación de entumecimiento o de hormigueo)
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de uno
    mismo)
  • Miedo a perder el control o a “volverse loco” o a morir

Si bien el ataque de pánico parece y se siente como algo terrorífico, no representa daño alguno para quien lo experimenta. Sin embargo, puede ser altamente incapacitante si no se trata, pues altera varias esferas de la persona que lo padece. Ejemplo de ello son el ámbito laboral (pudiéndose presentar ausentismo laboral), el ámbito familiar (donde en general hay una dificultad por parte de la familia para entender que le sucede a su ser querido) e inclusive el disfrute propio de actividades (evitar hacer actividades o ir a lugares donde antes se disfrutaba). Las personas que padecen de ataques de pánico tienen por objetivo es evitar lugar o situaciones que pudieran gatillar los síntomas incómodos de los mismos.

Si se busca ayuda profesional lo mas rápido posible, se pueden superar. En líneas generales, la terapia que mejor se adapta es la Cognitivo Conductual. En donde se trabajará las situaciones, los pensamientos y las conductas que despliegan esta sintomatología y se buscarán en conjunto, conductas, pensamientos y emociones más adaptativos.


Bibliografía

Asociación Americana de Psiquiatría. (2014). ​Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. DSM V. Madrid: Médica Panamericana

Lic. Psic. Carolina Collazo

Departamento de Psicología ASFAVIDE

Deja un comentario

Aniversario
En nuestro Séptimo Aniversario, seguimos trabajando para tutelar los derechos de las víctimas. #SomosAsfavide